Mundo Deportivo: septiembre 2011 z35W7z4v9z8w

Noticias actuales del sport en español. No olvides subscribirte.

2 de septiembre de 2011

Reparar una cinta de persiana

A continuación vamos a explicar paso a paso cómo cambiar la correa de una persiana con la persiana abierta (subida). Lo primero que debemos hacer es desmontar el cajón de la persiana. Éste suele ir con clavos o con pequeños tornillos. Cuidado con la tapa al retirar el último clavo o tornillo.

Una vez retirada el cajón podremos ver el comienzo de la correa. Ésta va en la polea (una especie de guía redonda de metal), adosada al lateral de la barra que sujeta a la persiana. Saquemos la correa de la persiana vieja y metamos la nueva. Ésta entra en el cajón gracias a un pequeño agujero y sale por un pequeño agujero que hay en la polea.

Una vez salga un palmo de cinta por ese agujero, le haremos varios nudos (un par) para evitar que se salga de nuevo. Al realizar los nudos ya tendremos concluida la parte de arriba de la persiana. Sólo nos faltará volver a atornillar o clavar la tapa del cajón. Ahora pasemos al recogedor de la persiana.

Éste está empotrado en la pared y sujeto con tornillos. Desatornillémoslo para sacar la cinta vieja del recogedor. En el extremo final de la cinta nueva haremos un pequeño orificio. Una vez hecho este orificio, meteremos la cinta nueva por la ventanilla del recogedor de la persiana. Observa que en el interior de la ventanilla del recogedor hay dos varillas de metal. La cinta debe de entrar por encima de ambas.

Una vez la cinta introducida, comienza a girar hacia delante el rodillo del recogedor. Conforme lo hagamos, veremos que se va tensando el muelle o fleje que hay en su interior. Ténsalo al máximo sujetando con firmeza el rodillo en la operación, pues si ésta se nos escapase podría hacernos muchísimo daño. Por lo que repetimos: sujeta con fuerza el rodillo.

Una vez tensado, busca el saliente o pivote que tiene el rodillo. El agujero previamente hecho en la cinta tiene que ir sujeto a ese saliente. Una vez sujeta la cinta, iremos soltando poco a poco la tensión del muelle. Según vaya girando, se irá enrollando la cinta en él.

El último paso es volver a colocar el recogedor en la pared. También es aconsejable engrasar las guías por las cuales baja la persiana con un lubricante.

Sigueme en tu email